Cesta (0)

Cart

  • Carro vacío
  • Total 0,00 €
Mostrar carro
Español

Español (8)

Principales herramientas para esculpir en piedra

Principales herramientas para esculpir en piedra

Desde la prehistoria, las herramientas que se han utilizado en el mundo de la escultura, han ido evolucionando. Con el tiempo, estas se han ido perfeccionando de forma que ofrecían más precisión, mayor detalle y un mejor resultado final en las obras de los artistas. Si te acabas de iniciar en la práctica de esta apasionante expresión artística y necesitas saber cuáles son las principales herramientas para esculpir en piedra, ¡quédate con nosotros!

¿Qué herramientas utiliza un escultor?

Como podréis imaginar, dependiendo de las tareas específicas de cada proyecto y del nivel de detalle que se requiera en ellos, los escultores tienen que optar por unas herramientas u otras. El conocimiento siempre es poder, no importa en qué área nos movamos; y, precisamente por ello, es tan importante que un artista conozca bien todas las posibilidades que tiene delante suya para lograr nuevos objetivos, establecerse nuevas metas y alcanzar, cada vez, resultados más profesionales. Vamos a mostraros qué herramientas para esculpir en piedra son imprescindibles.

Cinceles

Los cinceles son la principal herramienta para el tallado de la piedra actualmente. Se llevan utilizando desde la época del hombre primitivo, aunque, por supuesto, estos han ido mejorando a lo largo de todo este tiempo. Los cinceles son una herramienta manual que, mediante golpes, remueven pequeños trozos de piedra, de forma que el artista puede ir dándole la forma que desea poco a poco. Para ello, se utilizan junto a otras herramientas de soporte, como los martillos o las mazas, de las cuales hablaremos a continuación. El uso del cincel se extiende a diversas tareas existiendo así cinceles para tallar, cinceles para grabar y cinceles de media caña.

Los cinceles están formados por cuatro partes: la cabeza, el mango, la cuña y la arista de corte. La gran diversidad de modelos puede plantear dudas sobre cuál elegir en cada caso. Los cinceles de calidad tienen un mango lo suficientemente largo como para poder sostenerlo correctamente con la mano, pero no tanto como para que pudiese flexionarse y que resulte difícil maniobrar con ellos.

Mazas y martillos

Como hemos comentado anteriormente, las mazas y martillos son herramientas indispensables para trabajar la piedra, pues transmiten el golpe y la fuerza necesaria para impactar sobre ella. Como muchos sabréis, los martillos están constituidos por una cabeza metálica y un mango con el que dirigir el impacto (normalmente, hecho de madera). Los escultores conocen bien todos los martillos que tienen a su disposición: las mazas portuguesas, los martillos para abujardar, los martillos cuadrados, los martillos partidores, las hachas dentadas de piedra, los martillos de recorte, las martillinas de pico o el martillo de crandall. Pero, por supuesto, siempre brindamos toda la información necesaria a todos los que todavía no conocéis todas las herramientas que tenéis a vuestro alcance.

Punteros

Gracias a los punteros, se puede trabajar la piedra de una forma muchísimo más precisa y se consiguen unos mejores acabados. Los punteros de Widia, por ejemplo, ofrecen una máxima resistencia durante el proceso de labrado, un bajo nivel de deformación y una mayor durabilidad; sirviendo así para realizar tanto trabajo de gran impacto como de remate y/o detalle. En Rock & Tools contamos con diferentes tipos de punteros, para que siempre tengáis a disposición el que más se adecúe al trabajo que queráis realizar.

Discos de corte diamantado

Los discos diamantados están especialmente diseñados para cortar diferentes tipos de piedras. Están construidos, precisamente, a partir de partículas de diamante, un material conocido por su alta dureza y abrasión; y, con ellos, se consiguen cortes a gran velocidad y precisión. El borde de estos discos puede ser segmentado (para piedra, ladrillo o granito), continuo (para loseta, azulejo o mármol) o turbo (para loseta, mármol o piedra entre otros).

¿Qué tienes que tener en cuenta antes de trabajar con la piedra?

Además de estos materiales que te acabamos de nombrar, existe todo un universo de herramientas que serán muy útiles y necesarias a la hora de realizar vuestras propias piezas de arte. En nuestra página web puedes echarles un vistazo a todas. Eso sí, antes de poneros a esculpir en la piedra cualquier idea que tengáis en mente, recordad que uno de los pasos más importantes que debéis hacer primero es medir y marcar bien la piedra que vais a trabajar para evitar futuros errores. Para esta tarea, compases, lápices o niveles de burbuja también son herramientas que hay que tener presentes. Y, por supuesto, la protección es muy importante, así que los tapones, los guantes y las gafas de seguridad también son un requisito indispensable en cualquier set de seguridad, bien sea para profesionales o amateurs.

Esperamos que este artículo os haya resultado muy útil y, si os decidís a crear vuestras propias esculturas, contamos con todas las herramientas que necesitéis para dar forma a vuestro arte. Si tenéis dudas, ¡consultadnos! Siempre es un placer ayudaros y brindaros todo nuestro conocimiento y nuestra ayuda.

Read more...
¿Qué técnicas de escultura son las más utilizadas?

¿Qué técnicas de escultura son las más utilizadas?

Tanto los artistas profesionales, como los aficionados amateurs que dedican una parte de su tiempo libre a una de sus grandes pasiones, la escultura, lo hacen por la necesidad o la satisfacción que les brinda expresarse a través de la creación de volúmenes y formas. En otras ocasiones, te hemos contado cuáles son los materiales para hacer esculturas más comunes e incluso los tipos de esculturas que existen. Hoy nos gustaría profundizar en las técnicas de escultura más conocidas y utilizadas.

Las esculturas son una forma artística tridimensional que utilizan el espacio real englobándose o interactuando con él. A la hora de empezar a realizar una escultura nueva, los autores deben tomar diferentes decisiones respecto a su altura, su ancho y su largo y, en base a ello y al resultado esperado, decidir la técnica o técnicas que van a emplear.

Técnicas para elaborar una escultura

Esculpir

Esta es una de las técnicas de escultura más conocida por todos, incluso por los que no saben demasiado sobre este arte. A través de esta, se trabaja a partir de un bloque al que se le van quitando partículas hasta que se consigue la forma que el escultor tiene en mente. Históricamente, en Italia se esculpía en mármol; la piedra caliza se utilizaba en Europa y las piedras de alabastro en Alemania, Inglaterra o España.

Acompañan a esta técnica las herramientas de desbaste, que dejan surcos profundos y desiguales; o los cinceles planos que se utilizan como herramientas de acabado en superficies como la piedra caliza, la arenisca o el mármol.

Tallado

El tallado es una técnica que se utiliza para trabajar principalmente el mármol y la madera. Se trata de un proceso en el que se elimina material desde el exterior hacia el interior a través del desgaste y el pulido.

En el caso del tallado en madera, hay que tener en cuenta que el tipo de madera que se utilice es muy determinante. Así pues, la madera de cedro o de pino, que son más blandas, son más fáciles de tallar que la del roble o el nogal. Sin embargo, estas últimas son más duraderas y permiten detalles más finos. Precisamente por eso, el gran conocimiento sobre los materiales y las técnicas siempre es tan importante en un escultor.

En cuanto al tallado en marfil, tenemos que considerar que se trata de un material costoso y difícil de conseguir, pues se obtiene, por ejemplo, de los colmillos del elefante o de los cuernos del rinoceronte. Es por este motivo que, tradicionalmente, su principal uso ha sido para tallar objetos religiosos.

Modelado

El modelado, como su propio nombre indica, es una técnica en la que se le da forma a un material blando o maleable gracias a un molde. Uno de los materiales que más se suelen utilizar para este tipo de técnica es la arcilla, aunque no es el único. La arcilla es un material muy barato, fácil de conseguir y, además, se puede moldear sin dificultad. Uno de los puntos fuertes de esta técnica es que permite realizar múltiples copias.

Seguro que muchos, por no decir todos, conocéis los famosos museos de cera. Pues bien, las celebridades allí representadas se elaboran con cera a partir de esta técnica. Bien hechas, pueden incluso engañar al ojo humano desde cierta distancia. Increíble, ¿verdad?

Fundición

Al igual que la técnica anterior, esta también requiere de un molde para llevarse a cabo. La principal diferencia consiste en que, en el caso de la fundición, las esculturas resultantes están hechas, normalmente, a partir de metales mezclados. El bronce, por ejemplo, es una aleación del estaño y el cobre; y es habitual utilizar esta mezcla en esculturas por ser tan fuerte y duradera. De hecho, en la Edad Media se utilizaba para fabricar armas, herramientas y otras esculturas.

Pulido

El pulido es una técnica con la que el artista busca mejorar el acabado final de la figura que ha creado, mejorando su aspecto visual y su tacto. De esta forma, consiste en realizar una operación mecánica sobre la superficie. La técnica de pulido en madera también se conoce como lijado y, para ello, se pueden utilizar lijadoras o hacerse de forma artesanal. En otros materiales como el cobre, la plata o el oro, el pulido se suele hacer por cuestiones meramente decorativas, consiguiendo así que estos queden más brillantes, más limpios y que mejoren su tacto como hemos comentado anteriormente.

Otras técnicas de escultura

¿Existen otras técnicas de escultura? Así es. Cincelar, repujar, grabar, estampar o troquelar, por ejemplo, son otros tipos de técnicas. Sin embargo, hoy hemos querido centrarnos en las más utilizadas y las más reconocidas. ¿Sabéis algo sobre algún tipo de técnica que no hayamos nombrado? Si es así, ¡comentádnoslo! Esperamos que hayáis aprendido muchísimo hoy y, si os decidís a crear vuestras propias esculturas, estáis en el lugar perfecto para conseguirlo. Tan solo dinos qué necesitas y será un placer para nosotros ayudarte.

Read more...
Monumentos y esculturas de Oriente Medio que se destruyeron por la guerra

Monumentos y esculturas de Oriente Medio que se destruyeron por la guerra

Es cierto que viajar, conocer nuevas costumbres y culturas nos abre la mente y nos permite aprender más sobre la forma de vivir y de ver la vida que tenían las personas que ocuparon otros territorios antes que nosotros. Sin embargo, esa misma belleza, en ocasiones, es el propio ser humano el que la destruye. Irónico, ¿verdad? Precisamente por eso, aprovechando que hoy es la noche de reyes, queríamos conmemorar algunas de las impresionantes esculturas de Oriente Medio que se destruyeron por culpa de la guerra. ¿Os quedáis a conocerlas con nosotros?

Gran Mezquita de Samarra

Situada al norte de Bagdad (Irak) y sobre el tío Tigris se construyó en el siglo IX íntegramente de ladrillos la que fue la mezquita más grande del mundo, la Gran Mezquita de Samarra. Es conocida por su minarete (nombre que se utiliza para designar las torres de las mezquitas musulmanas) con rampas en espiral de 52 metros de altura. A través de estas rampas, los fieles podían subir a lo más alto de esta torre. Por desgracia, en 2005 la cima del minarete, así como los ladrillos de la espiral resultaron dañados a causa de una bomba.

Los Budas de Bamiyán

Los Budas de Bamiyán fueron dos monumentos tallados en el valle de Bamiyán (Afganistan), que representaban la figura de Buda. Eran considerados el legado más impresionante del budismo, uno de ellos medía 53m y el otro 35m. ¡Wow! Los cuerpos fueron esculpidos sobre la piedra arenisca, aunque algunos detalles se moldearon en barro mezclado con paja y bañado con estuco. Sobrevivieron durante más de 1500 años, pero, lamentablemente, en 2001 el régimen talibán ordenó su destrucción y los dinamitaron.

Zoco de Alepo

Se trata de un mercado situado en la parte antigua y amurallada de Alepo (Siria). En él, se encontraban artículos importados como la seda o las especias, pero también productos locales como la lana o el jabón. Sus túneles fueron testigos de intensos combates y muchos de los más antiguos están tan dañados actualmente que es imposible reconocerlos. Una lástima.

El Puente de Deir Ez-Zor

Este puente, que conectaba la ciudad de Deir Ez-Zor (Siria) se contruyó sobre el río Éufrates en 1927. Era un popular paso peatonal, pero, en sus últimos años de vida también fue un importante paso de suministros en una batalla. ¿El resultado? El puente terminó colapsado debido a los bombardeos y, finalmente, fue destruido en la Guerra Civil de Siria en 2013.

Crac de los Caballeros

Este castillo fue la sede central de la Orden del Hospital de San Juan de Jerusalén en territorio sirio durante la época de las cruzadas. A pesar de que, durante esta época, sobrevivió a siglos y siglos de batallas y diferentes tipos de desastres naturales, fue parcialmente dañado en la Guerra Civil siria a causa de los ataques aéreos y la artillería del régimen. Por suerte, en la actualidad se encuentra en obras de reconstrucción.

Mezquita Al-Omari

Este monumento se encontraba en el corazón de la ciudad de Jabaliya, situada al norte de Gaza. Se trata de la mezquita más grande y antigua de la Franja de Gaza. Durante los ataques aéreos israelíes sus paredes, la cúpula y el techo fueron destruidos, junto a docenas de otros lugares históricos.

El conocimiento a través del arte

Como bien apuntábamos al principio, a través de lo monumentos, las esculturas y las diferentes obras de arte que han dejado nuestros antepasados tras de sí conocemos cómo era su forma de vida y sus costumbres. Estos monumentos pueden haber sido un punto clave para algunos de ellos durante el periódico histórico en el que vivieron o, simplemente, un lugar al que acudían frecuentemente.

Las esculturas y los monumentos tienen la cualidad de durar muchísimos años y con ello, permitirnos analizarlos, estudiarlos y aprender de ellos. Es responsabilidad de todos cuidar del patrimonio cultural que ellos dejaron tras su paso. Para muchos de los habitantes de estos países, los daños de estos monumentos han sido tan significantes como para nosotros lo ocurrido en Notre Dame.

Cuéntanos, ¿tuviste la suerte de ver alguno de estos monumentos? Si fue así, dinos qué te transmitieron.

Read more...
¿Cuáles son los tipos de escultura que existen?

¿Cuáles son los tipos de escultura que existen?

La escultura, como ya hemos comentado en algún post anterior, se trata de una de las artes plásticas más antiguas. Existen diferentes materiales para hacer esculturas y, los artistas, a lo largo de los siglos, los han utilizado a su antojo para moldear figuras que expresaran sus ideas. Hoy vamos a contar qué tipos de escultura existen para que la próxima vez que visitéis un museo os fijéis en todos los detalles que vamos a contaros a continuación. ¡Quedaos con nosotros!

Tipos y clases de escultura que podemos encontrar

Esculturas de bulto redondo

Las esculturas de bulto redondo son aquellas que no se adhieren ni están apoyadas en la pared. ¿Qué quiere decir esto? Que están esculpidas por todos los lados, sin importar desde dónde mires. Aunque, generalmente, hay uno de esos lados que es el frente, el cual corresponde con el lado más atractivo de todos. Una curiosidad de los bultos redondos es que si representan una figura humana se les denominan estatuas, mientras que si representan divinidades se les llama imagen. Curioso, ¿no creéis?

Esculturas de relieve

Por su parte, las esculturas de relieve son las que, a diferencia de las anteriores, están talladas sobre una superficie plana. Estas, por tanto, no están talladas por todos sus lados, sino que uno de ellos siempre queda completamente plano. Este tipo de escultura es muy común en la decoración exterior de algunos grandes edificios como los tempos. A lo largo de la historia se han utilizado para representar escenas, bíblicas o no, o para inmortalizar una o varias partes de una secuencia narrativa. 

Bustos

Los bustos son un tipo de escultura muy conocido. En ellos se representa únicamente la parte superior del cuerpo humano, normalmente de una figura pública o de una persona relevante. Los bustos incluyen no solo la cabeza, sino también los hombros, el pecho y el nacimiento de los brazos. Su popularidad comenzó durante el Imperio Romano, donde se moldeaban para mantener la memoria de los personajes que esculpían.

Se trata de uno de los modos más antiguos para representar tanto a dioses como a héroes y, de hecho, en la época romana los romanos los colocaban en el vestíbulo de sus casas para recordar a sus difuntos. ¿Lo sabíais?

Criselefantino

Durante la Antigua Grecia, los criselefantinos, un tipo de escultura realizada a partir de oro y marfil, gozaron de un gran prestigio. Este tipo de estatuas se construían sobre un marco de madera al que se sujetaban bloques de marfil, que representaban la piel, y pan de oro para hacer alusión a los detalles, así como la ropa, la armadura o el cabello.

Esta técnica se usaba normalmente para realizar estatuas de culto dentro de los templos, que solían ser a gran escala. Una curiosidad es que, en la Grecia clásica, se construían estas esculturas de forma modular, de forma que el oro se podía retirar, fundir y convertir en monedas a utilizar en épocas de escasez. Interesante, ¿verdad?

Escultura arquitectónica

Este es el término que se usa para definir las esculturas que realizan los arquitectos o escultores cuando diseñan un edificio, puente, mausoleo o un proyecto en general. Así pues, además de hacer referencia al diseño como tal del propio edificio, también se utiliza este término para denominar las esculturas que han sido diseñadas y creadas específicamente para embellecer una estructura arquitectónica.

En el antiguo Egipto, por ejemplo, ya se utilizaba este tipo de escultura para decorar las entradas de los templos y las pirámides (en este caso, con obeliscos).

Escultura cinética

Las esculturas cinéticas son aquellas que, o bien tienen movimiento, o bien parecen tenerlo. ¡Wow! El origen de las esculturas cinéticas tuvo lugar hace poco más de un siglo y, a través de la impresión de movimiento, los autores buscan una estética hasta entonces inexplorada. No fue hasta los años 60 y 70 que este tipo de arte alcanzó su verdadero auge.

Las primeras manifestaciones de este tipo de escultura vienen de la mano de Marcel Duchamp y, especialmente, por Alexander Calder. Este último fue el inventor del móvil, una escultura formada por alambre y pequeñas piezas suspendidas en el aire. Sí, básicamente, se trata de una estructura similar a la de los móviles que se cuelgan encima de las cunitas de los bebés.

Entonces, ¿cuántos tipos de escultura existen?

Como podréis imaginar, no solo existen muchos tipos de esculturas sino también muchas formas de clasificarlas (por tamaño, por forma, por material utilizado, etc.). En este post hemos querido resumir los tipos de esculturas más conocidos. ¿Qué os ha parecido?

Nos encantaría saber cuál es vuestro tipo de escultura favorita o aquel del que hayáis visto más obras. Seguramente, sepáis algún dato sobre alguno de ellos que a nosotros se nos haya escapado. Si quieres, podéis dejárnoslo en comentarios para seguir alimentando esta comunidad gracias al conocimiento compartido de todos. También puedes dejarnos sugerencias de temas que os gustaría que abordásemos, ¡somos todo oídos!

Read more...
3 ideas de esculturas navideñas para hacer en casa

3 ideas de esculturas navideñas para hacer en casa

¿Eres un apasionado de la talla y el moldeado de la piedra? Si estás leyendo esto, ¡seguro que es así! La Navidad está prácticamente a la vuelta de la esquina, así que, con el espíritu navideño más alto que nunca, vamos a darte una serie de ideas de esculturas navideñas que puedes hacer estas vacaciones en casa. Quién sabe, si le coges el gustillo, quizás puedas hacer estatuas como regalo para estas fechas el año que viene. Coge papel y boli y apunta todas estas ideas.

Un reno para decorar el salón

¿Qué te parece empezar por un gracioso reno que puedas colocar en el salón? Puede tener el tamaño que prefieras y adoptar la pose que más te guste (o la que te veas más capaz de conseguir). Si todavía no tienes mucha práctica, puedes hacerle una silueta sencilla y centrarte en darle más detalle a los cuernos, que es su característica más preciada. Nosotros te aconsejamos que, una vez finalizado, le des algo de color, bien sea imitando sus colores naturales o bien dejándolo blanco y dándole algunos detalles en color negro. ¡Ambas opciones quedarán genial con tu decoración navideña!

Una galleta navideña

Para seguir con idea un poco más sencilla, te proponemos que diseñes la típica galleta navideña para colocarla en algún rincón especial. Dependiendo de la habilidad que ya tengas, puedes dejarla con menos detalle y darle los toques finales con la pintura o, por el contrario, si te ves con la maña necesaria, añadirle una bonita sonrisa, unos ojitos y - ¿por qué no? - algunos motivos navideños. ¡Quedará fantástica!

Un belén personalizado

Si tienes la destreza necesaria y el detalle es lo tuyo, entonces te retamos a que te arriesgues a diseñar y llevar a cabo tu propio belén. Lo ambicioso que sea este y cuántas figuras incluya lo dejamos totalmente a tu elección. Seguramente este sea un proyecto que te lleve unas semanas realizar (dependiendo del tiempo disponible que tengas), así que no te preocupes si no lo consigues a tiempo este año, ¡es una idea que te puedes guardar para el año que viene! Eso sí, si la llevas a cabo, ¡enséñanos el resultado!

Llena tu hogar de arte navideño

¡Aquí va una idea extra! También puedes optar por hacer miniesculturas así como duendes, un Papá Noel o una estrellita para ser colgadas en tu árbol de Navidad. Eso sí, no te olvides de añadir un orificio por el que poder pasar un hilo o un cordón para poder colgarlas. ¿Te gusta esta idea? ¡A nosotros nos encanta!

Esperamos que disfrutéis de estas maravillosas fiestas en familia y que, en caso de que tengáis alguna idea más, nos la dejéis en comentarios para que podamos incluirla en la lista del año que viene, ¿qué os parece? ¡Feliz Navidad!

Read more...
Estos son los principales materiales para hacer esculturas

Estos son los principales materiales para hacer esculturas

Nos pasamos años y años estudiando arte, observándolo, analizándolo y disfrutando de cada pequeña decisión que el artista ha tratado de reflejar en su obra. Sin embargo, no muchos saben todo el conocimiento y el trabajo que hay detrás de cada artista, sin importar su disciplina artística. Precisamente por ello, hoy queremos contarte qué materiales utiliza un escultor y por qué los elige. ¿Quieres seguir aprendiendo con nosotros?

¿Con qué materiales se puede hacer una escultura?

La elección del material es muy interesante para un escultor, pues de esta decisión se determinará el resultado, el aspecto y la textura de la obra final. Y, créenos, nunca es una decisión al azar. A continuación, vamos a explicar cuáles son los materiales más frecuentes con los que un escultor puede expresarse a través del modelado de estos.

Esculturas de arcilla

Posiblemente, la arcilla sea uno de los materiales que se utiliza por los escultores desde hace más tiempo. De hecho, la arcilla es uno de los materiales más sencillos de moldear, ya que no se requieren herramientas especiales para ello y con las manos es más que suficiente. El trabajo con arcilla le permite al escultor conseguir tanto obras con resultados muy pulidos como resultados con señales propias del artista (de sus dedos, por ejemplo), dependiendo de cómo trabaje el material. Se utilizan diferentes tipos de arcilla: arcilla natural, roja, de bola, de gres, etc.

Piedra: uno de los materiales más duraderos

Al igual que ocurre con la arcilla, la piedra es otro de esos materiales que los escultores llevan utilizando desde hace siglos y siglos. ¿Por qué? Pues porque este material es muy abundante en la naturaleza y ofrece una gran durabilidad. Los tipos de piedra más usados son: la piedra caliza, el mármol, la arenisca, el alabastro, el granito, el jade y el cuarzo. Con piedras más blandas es más complicado conseguir un acabado muy minucioso, ya que pueden desmoronarse. Pero, por supuesto, una piedra más dura como podría ser el granito requiere de un mayor esfuerzo físico. El escultor valorará en cada caso qué piedra es mejor escoger.

Metal

Así es, las planchas de los diferentes metales, así como el oro, el bronce, el hierro o el acero también se utilizan para realizar diferentes esculturas. El bronce, por ejemplo, se trata de uno de los materiales que más dura de todos, pero es el más difícil de trabajar. Actualmente, muchos artistas (incluido los artistas noveles) han apostado por el hierro reciclado como un material más para elaborar sus esculturas. Para ello, funden este material y lo moldean para darle un aspecto totalmente renovado. Si no lo conoces, te invitamos a que investigues un poco por la red. ¡Verás que es fascinante!

La madera para las figuras con formas más delicadas

La madera es un material que, debido a sus propiedades físicas, ofrece muy buenos resultados, tanto a la hora de elaborar el diseño como en la duración de este. Precisamente por eso, la madera es otro de los materiales que más se han utilizado históricamente para esculpir esculturas. De hecho, es uno de los materiales preferidos para hacer detalles de formas delicadas y con calados, ya que es excelente para este propósito, tan solo hay que ver los retablos góticos. ¿Quieres saber un dato muy curioso? La madera se tiene que cortar, al menos, cinco años antes de empezar a ejecutar la obra. Increíble, ¿verdad?

Marfil, un material muy moldeable para el arte de la escultura

El marfil se extrae de los colmillos de algunos animales, principalmente de los elefantes. Se ha utilizado principalmente en África, Japón, China, India y la Europa continental y se utilizaba principalmente en la época románica. Este material es fácil de cortar y, al sumergirse en una mezcla de aceite de almendras con vinagre, se consigue moldear fácilmente.

El hormigón, una buena opción para esculpir figuras

Quizás el material más reciente que añadir a esta lista. Efectivamente, el hormigón ha adquirido mucha importancia, ya que se trata de un material económico que se puede exponer al aire libre. Tanto es así que su uso en las fachadas arquitectónicas de los edificios ha crecido exponencialmente. Una característica que presenta es que se pueden conseguir diferentes texturas gracias al uso de cinceles o limas.

Materiales para moldear y esculpir esculturas

¿Conocías todos los materiales que se utilizan para hacer esculturas? No debemos olvidar que la escultura está considerada como una de las siete bellas artes de nuestro mundo y que, por tanto, los escultores son nada más y nada menos que artistas. Modelar, tallar o esculpir son las formas que tienen de expresar una idea, un sentimiento o una pasión. Qué interesante, ¿verdad? De hecho, que la popularidad de ciertos materiales haya aumentado o disminuido a lo largo de los años, tan solo es un reflejo de que la escultura es un arte que hoy en día sigue evolucionando.

Si tienes algún dato que te gustaría compartir con nosotros, ¡no dudes en dejárnoslo en comentarios! Nos encanta leer todo lo que tenéis que aportar en esta comunidad que estamos creando gracias a vuestra participación.

Read more...
El arte de la escultura: definición y orígenes

El arte de la escultura: definición y orígenes

¿Cuál es el origen de las primeras esculturas que se realizaron? ¿Dónde surgieron? ¿Cuál es la auténtica historia detrás de esta disciplina artística? Un dato muy curioso sobre este arte es que, hasta el Renacimiento, no se empezaron a utilizar los términos de escultura para referirse a esta actividad. ¿Lo sabías? Si quieres conocer más sobre el origen y la apasionante historia del arte de la escultura, ¡quédate! Te contamos todo lo que necesitas saber.

Definición de Escultura

Según la Real Academia Española, una escultura es el “arte de modelar, tallar o esculpir en algunos materiales figuras en tres dimensiones” o una “obra hecha por el escultor”. Es decir, la escultura, considerada una de las siete bellas artes, es la disciplina que consiste en la creación de figuras tridimensionales a partir de la acción de esculpir o tallar diferentes tipos de materiales (piedra, cerámica, bronce...).

Origen del arte de escultura

La escultura en la prehistoria

Hoy en día, no se conoce con exactitud cuándo se realizaron las primeras esculturas del mundo. Sin embargo, los historiadores apuntan que todo comenzó en la denominada Edad de Piedra. De hecho, La venus de Berekhat (230.000 a.C.) y La Venus de Tan-Tan (200.000 a.C.), dos objetos con formas pre-escultóricas, son las efigies de piedras conocidas más antiguas.

La primera escultura de la que se tiene consciencia data del año 35.000 a.C. aproximadamente y se trata de tallas en forma de animales, así como pájaros, descubiertas en dos cuevas alemanas, la Vogelherd y la Hohlensten-Stadel.

La escultura en la Edad Neolítica

Durante el periodo neolítico, las pirámides egipcias son, sin duda alguna, la forma más llamativa de arte. Sus cámaras funerarias incluían todo tipo de estatuas y estatuillas portátiles, lo que supuso más creación de nuevas esculturas. Fue en esta época también cuando, a causa de la aparición de ciudades y edificios públicos, aumentó la demanda de todos los tipos de arte, entre ellos, la escultura. Así, el arte se empezó a utilizar para representar a los gobernadores, los Dioses y sus aspiraciones.

La escultura en la Antigüedad Griega

La escultura griega surge en el Periodo Dedálico y se desarrolla en tres fases distintas. En la primera de ellas, la arcaica, se fue experimentando de forma lenta pero continuada y la forma más preciada de escultura griega era el kuros. Durante la segunda, la clásica, se llega a la culminación de la creatividad griega, en la que escultores como Myron o Fidias llegan a niveles muy realistas con sus esculturas. Por último, en la helenística, el realismo clásico que había dominado en la etapa anterior fue sustituido por un mayor expresionismo en las obras.

La escultura durante la edad oscura

Los escultores europeos vivieron un momento muy “tranquilo” en el cual las ciudades se empobrecieron y era muy incultas. A pesar de que hubo algo de actividad aquí y allá, no hubo un gran movimiento artístico en lo referente a la escultura entre 500 – 800 d.C.

La escultura románica

El renacimiento de la escultura como disciplina artística resurgió de nuevo con Carlomagno I. A pesar de su corto imperio, su mecenazgo en las artes fue crucial en el revivir de la cultura europea. De hecho, numerosas iglesias románicas y góticas se construyeron años más tarde sobre los cimientos de arquitectura carolingia.

Ya en el siglo XI, el éxito de las cruzadas por parte de la Iglesia Cristiana, desencadenó en la construcción de nuevas iglesias y catedrales y, con ello, vino una oleada de encargo de esculturas románicas. Por fin, la escultura tenía el peso que merecía. Así, nuevos talleres de escultura y modelado se abrieron paso gracias a la demanda y al aprendizaje de nuevos maestros artesanos.

La escultura gótica

Las nuevas técnicas que se desarrollaron a partir del siglo XII en la construcción de nuevas iglesias, empleadas en la conocida arquitectura gótica, transformaron por completo el interior y el exterior de estas. Así, las nuevas fachadas y los portales estaban decorados de relieves escultóricos que representaban escenas bíblicas y, además, los interiores presentaban numerosas estatuas en sus columnas que, hoy en día, podemos seguir viendo en las iglesias y catedrales europeas.

El apasionante arte de la escultura

¿Conocías la fascinante historia a lo largo de todos estos años de la escultura? Realmente, se trata de un arte apasionante que, durante siglos y siglos, ha sido testigo de nuevas técnicas, diferentes formas de vivir, cambiantes ideales de belleza y, gracias a su durabilidad, nos ha regalado muchísimo conocimiento. La pasión que sienten los escultores al tallar cada escultura se puede ver reflejada en su resultado final, ¿no crees? Cuéntanos cuál es la escultura que has visto, no importa de qué periodo de la historia sea, que más te haya llamado la atención; esa que no pudiste dejar de mirar durante un largo y tendido rato. Así, de paso, todos podremos aumentar nuestra lista de viajes pendientes que tenemos que hacer únicamente para conocerlas. Y, por supuesto, si tienes algún dato que te gustaría compartir con nosotros, ¡no te cortes! Nos encantará leerte en los comentarios de abajo. 

Read more...
Descubre cuáles son las esculturas más famosas del mundo

Descubre cuáles son las esculturas más famosas del mundo

Viajar, conocer nuevos lugares y empaparte de la cultura y la sabiduría de otras culturas son esos placeres que trae la vida. Si pudiéramos, estaríamos siempre conociendo más y más sobre las costumbres y la historia de nuestros antepasados. Las esculturas, por ejemplo, tienen esa capacidad de transmitir mucho mucho conocimiento, gracias a lo bien que se han conservado a lo largo de los años. Descubre con nosotros identificamos las esculturas de piedra más famosas , esas que marcaron un antes y un después en la historia del arte.

Diferentes culturas y civilizaciones han dejado tras su paso una multitud de esculturas, monumentos y otras construcciones que, hoy en día, nos siguen maravillando. Aquí va una recopilación de las más reconocidas.

El David, la escultura romana más famosa del mundo

No nos cabe duda de que, entre todas las esculturas de piedra que existen a lo largo y ancho de la Tierra, la primera que se te viene a la cabeza cuando alguien dice simplemente la palabra "escultura" es El David de Miguel Ángel. Fue esculpida a principios del siglo XVI y mide nada más y nada menos que 5,17 metros de altura. ¡Impresionante! Desde el siglo XVI, cuando fue esculpido, hasta el día de hoy, se ha considerado que es el máximo exponente de la representación del modelo de belleza ideal occidental.

La obra representa al Rey David cuando se enfrentó a Goliat y, en su época, marcó un antes y un después debido a la influencia que tuvo el contrapeso en la postura que adoptó. ¿Dónde puedes visitarla? En la Galería de la Academia de Florencia.

La estatua de la libertad, la reina de las esculturas contemporáneas

Situada en la isla de la libertad, al sur de Manhattan, la estatua de la libertad da la bienvenida a todo aquel que se acerca a la ciudad de la gran manzana desde el mar. De hecho, está situado allí porque el escultor quería que viese la mayor cantidad de gente posible y él mismo elegía su ubicación. Este emblema emblemático fue un regalo que Francia le hizo a los Estados Unidos para conmemorar el primer centenario de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos y como símbolo de amistad y respeto entre las naciones. Mide 46 metros y pesa 156 toneladas, ¡casi nada!

La venus de Milo, la escultura griega por excelencia

La Venus de Milo o la Afrodita de Milos, apodada así por el nombre de la isla griega en la que se descubrió, posiblemente sea la escultura griega más conocida de todos los tiempos. Fue un campesino quién la encontró, la desenterró y la vendió a un embajador francés en 1820. Sin embargo, cree que fue creado en algún momento entre 130 aC y 100 aC y representa a la diosa Afrodita, o Venus en la mitología romana , diosa del amor y la belleza. La estatua mide 2,11m de alto y, actualmente, es una de las esculturas del Louvre de París que más fascina a sus visitantes.

 El Cristo Redentor, la principal atracción turística de Brasil

El Cristo Redentor es una de las imágenes más conocidas de Río de Janeiro. Se encuentra a más de 700 metros sobre el nivel del mar, en el Parque Nacional de la Tijuca, concretamente en la cima del cerro del Corcovado. Mide 38 metros de altura y pesa unas 1.200 toneladas, de hecho, es la obra de arte más grande que se ha construido nunca. A pesar de que la idea de levantar una estatua de Cristo ya había planteado un siglo antes, no fue hasta 1921 cuando retomó la idea, inició la construcción de 1926. ¡Wow!

¿Quieres saber una supercuriosidad sobre él? El corazón es una pieza perfecta y, dentro de él está el árbol genealógico de Héctor Levi, el constructor responsable de la obra. Con este pequeño gesto, el autor quiso simboliza su entrega y la de su familia al Cristo Redentor.

Más, las gigantescas estatuas de piedra de Isla de Pascua Más que una escultura, se trata de un conjunto de más de 600 estatuas de piedra monolítica que envuelven una serie de preguntas que todavía no han sido atendidas con certeza. Aunque no se sabe con exactitud cuando fueron talladas, la creencia más extendida es que fueron los propios habitantes polinesios de la Isla de Pascua (Chile), lugar en el que se sientan, los que creanon para representar a sus antepasados ​​entre los siglos IX y XVI.

De todas las estatuas, hay una que destaca: el Moái Te Tokanga en Raraku. Aun sin haber terminado, mido más de 21 metros y hemos llegado a pesar más de 270 toneladas de haber finalizado.

Stonehenge, la controversia de los expertos en forma de piedra

Entre los monumentos más conocidos de piedra, encontramos el Stonehenge, un conjunto de grandes bloques de rocas metamórficas que de finales del Neolítico. Comenzamos a construir hace 5000 años y se fue trabajando de forma intermitente durante más de 1500 años. Aunque no se sabe bien por qué se editó, lo cierto es que los bloques de piedra están alineados para marcar la salida y la puesta del sol durante los solsticios de invierno y verano. Sin embargo, algunos historiadores y geólogos apuntan que, en realidad, se trata de un calendario astronómico, otros que tienen un uso religioso en el que se celebran ceremonias y otros que piensan que tenían un propósito medicinal. Seguramente, nunca desentrañemos cuál es el misterio que se esconde, pero no por eso es menos fascinante.

Esculturas famosas que han marcado un antes y un después

Ojalá pudiésemos ver y visitar con nuestros propios ojos todos y cada uno de los monumentos que forman parte de las Bellas Artes del mundo. De momento, nos marcamos como propósito ver todos los que acabamos de nombrar. ¿Has visitado alguno de ellos? ¡Seguro que sí! Cuéntanos podría haber sido la escultura que más te ha impresionado y tendrá pendientes en tu whislist por visitar.

Read more...